Me he comido una hamburguesa. ¿Voy a morir?

La respuesta corta es que sí, que vas a morir (aunque seguramente no por comer hamburguesas). El informe publicado hoy por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, que analiza y resume multitud de estudios anteriores, clasifica “el consumo de carne roja como probablemente carcinógeno para los humanos (Grupo 2A), basado en evidencia limitada de que el consumo de carne roja causa cáncer en los humanos y fuerte evidencia mecanicista apoyando un efecto carcinógeno“. Esto no supone una desviación importante de informes anteriores de su homóloga estadounidense, que ya advertían de que tu riesgo de morir de cáncer aumenta si comes cantidades excesivas de carnes rojas cocinadas (“excesivo” es más de medio kilo a la semana) o bien cualquier cantidad significativa de carnes procesadas (bacon, jamón serrano, hamburguesas…).[1] Aquí es importante tener en cuenta que no hablamos de un estudio aislado, sino de una colección de metaestudios que recogen datos de miles de casos de cáncer, con cientos de miles de participantes: décadas de trabajo.

Vale, entonces quedamos en que el bacon, el jamón serrano y las hamburguesas dan cáncer. Esto está muy bien (sobre todo si eres vegetariano, en otro caso es un dolor), pero, en la práctica ¿tú qué vas a hacer? ¿Reducir la ingesta de carnes rojas cocinadas y de carnes procesadas? ¿O pasar de todo porque al final los médicos y los científicos somos unos agonías y de algo te tienes que morir?

Aunque en el día a día es probable que lo vayas a decidir emocionalmente, tener unos números delante nos puede ayudar a ganar perspectiva, porque al final la vida es evaluar riesgos y hacer compromisos entre pros y contras. Según leo, por cáncer colorectal en EEUU, en una ciudad mediana (un millon de personas) esperan algo más de 400 casos por año, que se traducen en algo más de 150 muertes por año. Con una alimentación adecuada, ejercicio moderado y un peso adecuado de ese millón de personas, se evitarían algo más de 200 casos al año, es decir, unas 75 muertes al año. Otro estudio obtiene que cada incremento en el consumo, por persona, de 120 g/día de carne procesada + carne roja cocinada, para un millón de personas, conllevan más de 100 casos extra al año, o algo menos de 50 muertes extra al año.[2] De acuerdo con el informe reciente, referido a todo el mundo (en general, tanto el consumo de carne roja como la incidencia de cáncer de colon tienden a ser menores en países pobres), el promedio sería más bien de 30 muertes extra al año por millón de habitantes, con un incremento de 120 g/día de carne roja.

¿Y qué son 75 muertes al año por millón de habitantes (lo que se ahorrarían en EEUU comiendo sano y haciendo ejercicio)? ¿Y qué son 50 muertes extra al año por millón de habitantes (lo que pagarían por aumentar la ingesta de carnes rojas y procesadas en 120g por día y habitante)? Yo vivo en un pueblo de 10 000 habitantes: si de repente todos comemos sano y hacemos ejercicio moderado, apenas tocamos a un muerto menos al año por cáncer de colon. Y al revés: si cada persona de las 10 000 de mi pueblo añade un cuarto de kilo al día de carnes procesadas y carnes rojas cocinadas a su dieta, se esperará que muera uno más al año de cáncer de colon.[2] ¿Eso mucho o es poco?

Para conseguir una comprensión intuitiva de un número, ayuda tener en la cabeza otros números. Esto pasa mucho en ciencia, por cierto. Por accidentes de tráfico en España fallecen cada año entre 20 y 40 personas por millón de habitantes. Y nos parece algo grave, así que seguimos invirtiendo en campañas informativas, y endureciendo las normas, para reducir este número. Y por accidente laboral mueren en España casi 10 trabajadores por millón de habitantes y año, que es como decir unos 25 trabajadores por millón de trabajadores y año. Esto tiene muy poca visibilidad comparado con el tráfico, pero en realidad también es mucha gente, y también son muertes evitables: incluso dentro de los países “ricos”, hay tremendas variaciones en tu probabilidad de morir en el trabajo, dependiendo de en qué país trabajes.

Así que, volviendo al tema, no, comer hamburguesas probablemente no te matará: el aumento de riesgo es moderado. Pero sí, comiendo carne procesada o un exceso de carne roja estás poniendo en riesgo tu vida, y sí, es comparable o superior a otros factores de riesgo a los que se les da mucho más bombo. Por ponerlo en otro marco y ayudar a fijar conceptos: los cánceres colonorrectales suponen alrededor del 10% del total de las incidencias de cáncer y alrededor del 8% del total de las muertes por cáncer.

Y ya que estamos con los cánceres colonorrectales, hay pruebas convincentes de que aumentan el riesgo de sufrirlos:
-las carnes rojas
-las carnes procesadas
-las bebidas alcohólicas (en hombres)[3]
-la grasa corporal
-la grasa abdominal
-los factores que llevan a alcanzar mayor altura en la edad adulta
y hay pruebas convincentes de que disminuyen el riesgo:
-la actividad física
-las comidas que introducen fibra en tu dieta.

[1] En realidad no hay gran novedad en esto, como es de esperar en informes apoyados en metaestudios ya publicados. De ahí que haya podido escribir todo el texto, salvo retoques, basándome solo en lo que ya se sabía ayer. Para quien tenga interés, dejo aquí un enlace al informe y un par de otros enlaces relacionados:
*Monografías de la IARC evalúan el consumo de la carne roja y de la carne procesada
*Red Meat, Bacon, Processed Meats and Cancer: Back in the News
*The Prevention of Colorectal Cancer
[2] Todos los países no son iguales: en España estamos algo peor. Por millón de habitantes, esperamos algo más de 330 muertes al año por estos tumores (250 por el de colon y otros 80 por los de recto, rectosigmoide y ano).
[3] Tampoco te pienses que por ser mujer tu colon está a salvo del alcohol. En mujeres se han obtenido menos datos y la conclusión es menos clara.

Un pensamiento en “Me he comido una hamburguesa. ¿Voy a morir?

  1. Lo peor casi que no es la muerte. Peor es la disminucion en la calidad de vida. Y eso afectana muchisima mas gente.
    Colesterol alto es hoy algo casi habitual y supone un grave peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 4 3 ?