Deslocalización… y relocalización

Originalmente (2013) iba a abrir el blog en este espacio de la Universitat de València, pero en una primera fase decidí hacerlo en la sección “los socios escriben” de La Marea. Ahora (2015) que en La Marea se ha reorganizado esa sección y enlazan directamente a los blogs, retomo el proyecto en este espacio.

¿De qué va esto? Si os parece, os lo cuento mediante un índice parcial de entradas de la fase anterior. Empiezo por lo básico: ¿Quién soy y qué me lleva a comprometerme con La Marea?. La respuesta corta es que, como científico y activista, creo en el valor de la acción colectiva y en el potencial revolucionario de la educación y del periodismo. ¿Y cual pienso que es la mejor forma de ayudar a La Marea? En cada caso la que mejor te venga; hay tanto que hacer que todo hace falta. En tercer lugar, ¿qué pretendo hacer en mi blog?: fundamentalmente, activismo por la racionalidad. Eso sí, como explico aquí, pienso que la ciencia, por muy racional que sea, no es objetiva, y las mil decisiones que hay toma quien investiga en ciencia se transforman en subjetividad científica. Como curiosidad, el origen del título del blog: sobre el agua imantada (o magnetizada).

Si quieres leer la parte más cargada de ciencia:
Como pienso que la ciencia es (en parte) leer, comparto unas lecciones de física de Feynmann. Hago algunas críticas sangrantes (merecidas) a empresas farmacéuticas en las farmacéuticas callan y la gente muere y a empresas pseudofarmacéuticas en homeopatía, agua y azúcar. Uno de los textos más duros (por la dificultad científica): ¿qué mató al gato de Schrödinger? Para compensar, una petición de simplicidad a científicos, ¿Presentación científica? ¡Simplifica! Y una petición de corrección a periodistas, peticiones de un pigo del lenguage También detallo un par de peticiones más particulares, una de matemáticas: lo llamas exponencial y no
lo es
, y otra sobre biología: hongos, plantas, animales y bacterias.

Si quieres leer la parte más cargada de contenido social:
Mi breve experiencia con las marchas de la dignidad: ¡pan, trabajo y techo! y, en la misma linea pero contando un artículo de física estadística, si el 97% se mueve, el 3% se cae. Y otro par de experiencias personales: con el machismo en la ciencia, ¿azafatas o científicas? y con la ocupación israelí de Palestina: Boicot académico a Israel. Una reflexión sobre lo absurdo de la propiedad: lo mío no lo toques. En política representativa, unos cálculos sobre falocracia y distribuciones binomiales y otra sobre pactos matemáticas electorales: ganemos.

Como académico, a veces me pregunto “gente de la Universidad”, ¿para quién trabajan? Y escribo arriba que la ciencia es leer, pero creo que el activismo también es leer: si este bulo te indigna, comparte. En la época correspondiente del año, he hecho reflexiones estadísticas y de clase (social) sobre la lotería: un donativo para un nuevo rico. Y cuando surge, suelto mi indignación por el hecho de que la pseudociencia se cuele en el mundo activista: me cambio a la realidad. Por otro lado, a los científicos nos gusta meternos con los pseudocientíficos, pero a veces descuidamos a las religiones, que sí que se lo suelen estar buscando: ciencia y milagros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 3 10 ?